Algunos apuntes sobre el origen de Salto

Este viernes 8 de noviembre, Salto cumplió un año más. Una buena oportunidad para repasar algunos apuntes sobre su nacimiento (la información es extraída del libro “Salto de ayer-Crónicas y documentos”, publicación del Consejo de Ed. Primaria, 1990):
- “Si se ha de reconocer una fecha simbólica que represente un hecho trascendental, originario de la existencia permanente de Salto, esa fecha es, a nuestro juicio, aquella en que Don José Joaquín de Viana construyó el Fuerte, alojamiento para las tropas y Almacenes durante su expedición en el año 1756, construcciones que sirvieron de base para levantar las nuevas viviendas de la futura villa” (Tesis de Francisco Bauzá).
- “La ciudad de Salto nació, no por el capricho de un soldado, ni por la estudiada decisión de un estadista, sino por la imperiosa necesidad geográfica. Puente de unión entre el bajo y el alto Uruguay, en ello radica el secreto de su engrandecimiento paulatino…La población de Salto nace sin haber sido fundada… La Revolución de Mayo la encuentra ya pueblo” (de Fernández Saldaña y César Miranda).
- Julián Serrano, en sus Apuntes Históricos sostiene que Salto toma origen como centro poblado en 1817 cuando el ejército portugués acampa en la zona.
Creación del departamento
Por ley del 17 de junio de 1837, se creó el departamento de Salto, cuyo territorio comprendía también el departamento de Artigas. Ocupaba la Presidencia del Senado Don Carlos Anaya. Hasta ese año Salto formó parte del departamento de Paysandú, que comprendía todo el norte del río Negro. Los límites actuales se concretaron el 20 de setiembre de 1884, fecha en que se creó el departamento de Artigas.
Salto elevada a la
categoría de ciudad
La villa crecía con fuerte ritmo contando con numerosas instituciones culturales, sociales, industriales, que la convertían en el centro del alto litoral. El 8 de junio de 1863, por decreto del Presidente Bernardo P. Berro fue elevada a la categoría de ciudad.
Palabras del viajero francés Arsene Isabelle, en octubre de 1833:
“…Algunas casas blancas, cuyas ventanas brillaban al sol, nos señalaron al Salto. Es una población situada sobre una altura aislada, que forma una península en la época de creciente del río Uruguay. No había más que cinco casas de azotea; las demás habitaciones eran ranchos, bien hechos, blanqueados exteriormente. La iglesia también era un rancho. Al costado de su entrada se había levantado un simulacro de campanario en forma de portada, donde estaban suspendidas dos campanas. Las calles con como en toda la Banda Oriental: bien delineadas y provistas de aceras, correspondientes a los cuatro puntos cardinales. No hay todavía alumbrado en ellas, pero se instalará pronto…).

Este viernes 8 de noviembre, Salto cumplió un año más. Una buena oportunidad para repasar algunos apuntes sobre su nacimiento (la información es extraída del libro “Salto de ayer-Crónicas y documentos”, publicación del Consejo de Ed. Primaria, 1990):

- “Si se ha de reconocer una fecha simbólica que represente un hecho trascendental, originario de la existencia permanente de Salto, esa fecha es, a nuestro juicio, aquella en que Don José Joaquín de Viana construyó el Fuerte, alojamiento para las tropas y Almacenes durante su expedición en el año 1756, construcciones que sirvieron de base para levantar las nuevas viviendas de la futura villa” (Tesis de Francisco Bauzá).

- “La ciudad de Salto nació, no por el capricho de un soldado, ni por la estudiada decisión de un estadista, sino por la imperiosa necesidad geográfica. Puente de unión entre el bajo y el alto Uruguay, en ello radica el secreto de su engrandecimiento paulatino…La población de Salto nace sin haber sido fundada… La Revolución de Mayo la encuentra ya pueblo” (de Fernández Saldaña y César Miranda).

- Julián Serrano, en sus Apuntes Históricos sostiene que Salto toma origen como centro poblado en 1817 cuando el ejército portugués acampa en la zona.

Creación del departamento

Por ley del 17 de junio de 1837, se creó el departamento de Salto, cuyo territorio comprendía también el departamento de Artigas. Ocupaba la Presidencia del Senado Don Carlos Anaya. Hasta ese año Salto formó parte del departamento de Paysandú, que comprendía todo el norte del río Negro. Los límites actuales se concretaron el 20 de setiembre de 1884, fecha en que se creó el departamento de Artigas.

Salto elevada a la categoría de ciudad

La villa crecía con fuerte ritmo contando con numerosas instituciones culturales, sociales, industriales, que la convertían en el centro del alto litoral. El 8 de junio de 1863, por decreto del Presidente Bernardo P. Berro fue elevada a la categoría de ciudad.

Palabras del viajero francés Arsene Isabelle, en octubre de 1833:

“…Algunas casas blancas, cuyas ventanas brillaban al sol, nos señalaron al Salto. Es una población situada sobre una altura aislada, que forma una península en la época de creciente del río Uruguay. No había más que cinco casas de azotea; las demás habitaciones eran ranchos, bien hechos, blanqueados exteriormente. La iglesia también era un rancho. Al costado de su entrada se había levantado un simulacro de campanario en forma de portada, donde estaban suspendidas dos campanas. Las calles con como en toda la Banda Oriental: bien delineadas y provistas de aceras, correspondientes a los cuatro puntos cardinales. No hay todavía alumbrado en ellas, pero se instalará pronto…).

Háganos llegar su comentario